Caracolas Conoidea

Cónidos:

Del latín conus- como (sólido geométrico) por la forma de la concha.

Poliformos por coloración, pero extremadamente constantes en la forma. Son un grupo de especies de las que se considera razonable que puedan descender de un único progenitor ancestral. Con sus 500 especies es el género más numeroso que existe entre los gasterópodos.

Conchas cónicas de pequeñas a grandes, solidas. Los colores y los dibujos son llamativos y muestran una importante variabilidad individual, el opérculo lo encontramos siempre aunque es pequeño, córneo y en forma de garra y no garantiza un cierre eficaz.

Casi siempre presente el periostraco que a veces es sutil y semitransparente pero generalmente es grueso y fibroso de modo que cubre totalmente el color y la ornamentación de la concha . su presencia nos plantea interrogantes sobre la motivación biológica de colores a menudo tan llamativa pero totalmente cubierta  por esta segunda piel que la mantiene oculta a la vista.

Han colonizado todos los ambientes y todos los mares cálidos y templados. la máxima diversificación específica la encontramos en el indopacífico pero existen algunas provincias atlánticas (el archipiélago de cabo verde) donde el cono ha despojado prácticamente a casi todos los otros grupos, diversificándose en un sorprendente numero de formas endémicas mucho mas especificas y adaptadas al medio que las especies del indopacífico.

Predadores especializados, poseen unas glándulas venenosas que usan tanto para defenderse como para cazar. todos los dientes de la ránula se han convertido en arpones de hasta 4 cms de longitud y que conectados a las glándulas donde almacenan el veneno, se proyectan en dirección a la presa, localizada por los receptores químicos.

La presa es arponeada y arrastrada hacia atrás donde es incapaz de moverse debido a la acción paralizante inyectada con el dardo. El veneno de los conos, geographus, aulicus, striatus y textile, puede ser letal también para el hombre .

La actividad de esta especie es nocturna y sus movimientos lentos.

Géneros: 1, con algunos subgéneros. – Especies 500

Terébridos:

Del latín terebra- punzón, barrena.

Animales con la concha extremadamente ahusada, habitan en los fondos arenosos de los mares tropicales y subtropicales, en aguas litorales y someras.

La incisura torcida ( fosa sifonal) que presenta la última vuelta de la concha, la distingue de las turritelas cuyo abertura es lisa y redonda y sin melladuras.

Los terébridos son excavadores y nocturnos, durante el día solo el sifón sobresale de la arena para inhalar agua limpia y eliminar los residuos metabólicos, mientras que la concha, que no tiene periostraco permanece enterrada en el sustrato.

Son carnívoros y se alimentan de gusanos marinos y pequeños invertebrados que capturan con su aparato venenoso análogo al de los conos aunque la  concentración de toxinas es muy inferior, no son capaces de cazar animales veloces y resultan totalmente inocuos para el hombre.

Su predador son los grandes cangrejos o las rayas que destrozan su concha rompiendo su frágil parte final.

Géneros 6 – Especies 500

Túrridos:

Del latín turris- torre.

Este grupo de conoidea incluye una impresionante numero de generos y especies, con formas muy diferentes pero unidas por una característica peculiar y es una incisión en la parte posterior del labio externo que a veces puede confundirse con una melladura pero que es la marca de los turridos.

De pequeñas a medianas, en general fusiformes, con la espiral alta y puntiaguda y con coloraciones no llamativas.

A lo largo de su historia han colonizado todo tipo de ambientes, en todas las profundidades y latitudes, desde las charcas de marea hasta las zonas batiales.

Carnívoras aprovechan muchas fuentes de lalimentación diferentes, que capturan ágilmente con los dientes en forma de arpón que están situados en dos hileras y conectados con glándulas venenosas análogas a la de los conos.

Géneros 500 – Especies 1500